Obesidad Infantil: ¿Niños sanos, niños felices?

Hasta hace poco en la TV estaban aparciendo más y más casos de obseidad infantil, obesidad mórbida y todas esas cosas calificadas de "enfermedades modernas". Sin embargo, nadie, en ninguno de los casos ha tratado el problema de fondo, en otras palabras, qué es lo que causa los diversos tipos de obesidad... El verdadero problema, el verdadero dolor de cabeza: la comida y más específicamente, la comida chatarra con la que nos estamos alimentando cada vez más y por culpa de nosotros mismos.

Partamos con algo sencillo primero: ¿Qué es la obesidad?

Según la web page pediatria.cl, en si misma no es una enfermedad, sino que es un complejo sintomático producto de la acumulación de grasas en mayor cantidad que lo normal en el organismo, lo que se traduce en un peso excesivo.

¿Qué implica la obesidad durante la infancia?

La inconveniencia radica básicamente en los problemas emocionales, sicológicos y particularmente el riesgo aumentado que tienen estos niños de llegar a ser adultos obesos. Se estima que entre dos de cada diez niños menores de dos años, que tienen gordura, son futuros obesos en la edad escolar, pero por otra parte, sólo el 10 por ciento de los escolares obesos fueron lactantes gorditos.

Otra edad que marca la futura obesidad está dada en la adolescencia. Dicho de otra forma, siete de cada diez púberes que cursan con sobrepeso a esta edad serán adultos obesos. A esa edad los pediatras ya perdieron la oportunidad de haber cambiado hábitos.


Hace un tiempo hablaba con una nutricionista amiga, quien había tenido que ver varios casos de obseidad infantil. Este es uno de los diálogos que me retrato:

- Señora, su hijo está muy gordo y debe balancearle la dieta- decía ella muy seria- En otras palabras, menos frituras, más comida sana, si es posible mándele comida de la casa cuando se quede a almorzar en el colegio.

- Pero, doctora, mi hijo no come esas cosas, él sólo come papas fritas y hamburguesas, yo no le puedo dar otra cosa...

- Pero, bueno, señora quién manda en la casa, quién es el adulto responsable: ¿Usted o el niño?

Y aquí atacamos el verdadero problema: Quién decide qué comer y cómo comer. De hecho pasamos de la comida chatarra de la que nos alimentamos, hasta el hecho de que el niño o niña que al final termina como una bola de grasa, es el verdadero culpable deque no se coma otra cosa y peor aún, que los padres le permiten tener esa culpa, le permiten hacerse daño, no vaya a ser que se traume el pobrecito si le digo que debe comer una verdura o un plato de cazuela casero.


Para resumir: Estamos ante un problema de fondo que ya no pasa por la comida o pasa por ella, pero no de la forma en que creíamos, sino que se trata de un cuento de tira y afloja, de niños que mandan a sus padres y no padres que mandan a sus hijos, estamos ante un problama de adulto irresponsable que a la larga, será pagado caro por ese niño a quien no se le apretaron las riendas, porque están los probados riesgos biológicos para un menor obeso, expresados en un deterioro y acortamiento de la vida adulta por diabetes, hipertensión o enfermedades coronarias. Existen, asimismo, evidencias concretas de que la obesidad se gesta en la infancia, por lo que el papel del pediatra es crucial.También hay que tomar en cuenta lo difícil y desilusionante que resulta en la actualidad -aunque la propaganda diga lo contrario- un eficaz tratamiento contra la obesidad.

¿Cómo detenerla?

Más que detenerla, es mejor prevenirla y la mejor forma es siendo padres. Eso significa que, guste o no, duela o no, nuestros padres tenían razón, hay que ser estrictos, no se puede ser "amigo" de los hijos porque hay que enseñarles y muchas veces, eso significará ir en contra de los deseos del niño, significará ir por un mar de pataletas y lágrimas, pero es necesario, es por su bien, es porque los queremos y no queremos que sufran operaciones (bypass gástrico y todas esas leseras) a tan corta edad, menos cuando se pudo evitar. Porque seamos honestos, no podemos echarle toda la culpa a los medios, al Mc Donlad's y a toda esa chusma, sino que a nosotros mismos por ser incapaces de decir no, "si tienes hambre cómete una manzana o un platano". "No, no vamos a ir al Mc Donald's porque no tengo plata y porque no hace bien comer tan seguido frituras". Por supuesto, va a venir una pataleta de propociones bíblicas, pero entre una hora de llanto desmesurado (que no va a matar a su hijo) y una gordura que tal vez le acompañe toda la vida (con todas las consecuencias, tanto orgánicas como psicológicas, que eso tiene) yo prefiero la pataleta, ¿usted?

A continuación les dejo una web page muy interesante para consultar para prevenir la obesidad infantil y sus nefastas consecuencias:

http://www.pediatraldia.cl/prevenirobesidad.htm
http://www.pediatraldia.cl/prevenirobesidad2.htm

Recuerden, ya no podemos hablar de niño gordo, niño sano, niño feliz. Por lo tanto hay que pnerse firmes y evitar que nuestro hijo, un futuro adulto, se haga daño excediendo la cuota de golosinas que puede comer.


Begoña Balmaceda (BB)

Agradecimientos:
Pediatria.cl

Obesidad Infantil: ¿Niños sanos, niños felices? Obesidad Infantil: ¿Niños sanos, niños felices? Reviewed by Begoña Balmaceda O. on jueves, mayo 04, 2006 Rating: 5

7 comentarios:

Lorena Sáez dijo...

Esta tan de moda la comida chatarra que los padres han perdido el rumbo en cuanto, por ejemplo, a la colacion de sus hijos. Una cosa es comprarles un dulse de vez en cuando y otra muy distitnta es comprarle bolsitas de colacion en el supermeercado, que traen puras golosinas.
:D

Begoña Balmaceda O. dijo...

Claro que lo han perdido, eso es lo terrible, el problema es que cuando se les dice que deben retomarlo se ofenden como si trataran de negar que no han sido buenos padres en ese sentido, como si malcríar fuera lo correcto y ser pesado y poner reglas fuera algo espantoso.

Janario dijo...

Hola, he leído este artículo y me ha interesado mucho. Permíteme invitarte a visitar una tira cómica que he publicado en mi blog hoy mismo. Muchas gracias.
Juegos en parques infantiles -Los derechos del niño

Anónimo dijo...

hola me llamo waldo soy de chile, viña del mar

e felicito por este articulo es muy bueno a parte que tengo que hacer un proyecto publicitario o sea una campaña publicitaria para prmover un estilo saludable entre los niños y este articulo es muy bueno seguro que me ayudara xau

Anónimo dijo...

This is very interesting site... film editing schools

hydrocodone online dijo...

La obesidad infantil es un problema de salud mundial, la culpa de estos problemas la tienen los mismos padres, por no inculcarles a sus hijos desde pequeños la importancia de los ejercicios físicos y por el contrario cada día más convierten a sus hijos al sedentarismo, al permitirles muchas horas mirando televisión o en los videojuegos. Además ellos los alimentan con comidas chatarras que están cargadas con bastante grasa. Es mejor que piensen en cambiarles su estilo de vida por el bien de la salud de sus hijos para prevenirlos de problemas en el futuro producto de la obesidad.

jersey shore full episodes dijo...

Great read thanks!